PROMOVER COMUNIDADES SEGURAS

  • Centrar nuestros esfuerzos en construir puentes entre los residentes y aquellos que han jurado proteger y servir.
  • Apoyar a los municipios para desarrollar o expandir sus prácticas de cámaras de cuerpo para los policías.
  • Investigar, evaluar e implementar nuevas tecnologías de lucha contra el crimen para ayudar a la policía.
  • Invitar a los funcionarios del gobierno federal, estatal, el condado y de la Junta Escolar a la mesa de negociación para coordinar la mejor educación para nuestros estudiantes en un ambiente de total seguridad.

La forma más efectiva de aumentar la seguridad pública y reducir la delincuencia es reunir la profesionalidad y los recursos de las fuerzas del orden, con el conocimiento institucional de las comunidades que están vigilando. En este clima actual, es imperativo que centremos nuestros esfuerzos en construir puentes entre los residentes y aquellos que han jurado proteger y servir. Continuaré trabajando con organizaciones comunitarias que ayudan y socorriendo a los vecindarios afectados por la violencia armada.

Como alcalde del condado, continuaré apoyando y ampliando iniciativas de colaboración entre el Departamento de Policía de Miami-Dade y los departamentos de policía municipales locales. Con el éxito de la «Operación Azul y Marrón», que aumentó las estrategias de patrullaje y vigilancia comunitaria en Liberty City, veo la oportunidad de expandir este programa a otras áreas del condado que estén interesadas en asociarse con el Departamento de Policía del condado. Este programa no solo tuvo éxito en la coordinación de las agencias de aplicación de la ley, sino que también permitió que la comunidad participara y tuviera voz en cómo se les vigila.

En todas mis decisiones, me concentro en aumentar la transparencia del gobierno y fortalecer la confianza del público en el gobierno. Como Comisionado del Condado Miami-Dade, apoyé establecer el uso de cámaras corporales en los policías al Departamento de Policía de Miami-Dade, y esta tecnología ahora prevalece en todo el departamento de policía del condado. Equipar a los oficiales con cámaras corporales no solo mejora la confianza general y la seguridad del público, sino que también protege a las fuerzas del orden de los disturbios y las falsedades. Como alcalde del Condado Miami-Dade, trataré de ampliar el uso de cámaras corporales en todo el condado apoyando a las municipalidades para que adopten o amplíen su práctica. Además de expandir las tecnologías de cámaras corporales, mi administración del condado buscará, evaluará e implementará nuevas tecnologías de lucha contra el crimen mientras se adhiera a mi principio rector de seguir siendo fiscalmente responsable con fondos públicos. Exploraría tecnologías como ShotSpotter, que ayuda a la policía a detectar disparos en tiempo real. En un condado tan grande y poblado como el nuestro, las nuevas y emergentes herramientas de aplicación de la ley permitirán a nuestros oficiales hacer más.

Nuestros oficiales también deben estar mentalmente equipados para servir a nuestra creciente población. Nuestros equipos de repuesta rápida enfrentan situaciones difíciles en el día a día, lo que puede conducir a un trastorno de estrés postraumático. Bajo mi administración, me esforzaré por proporcionarles más opciones de salud mental.

Mientras buscamos equipar a nuestros oficiales con las últimas tecnologías, también debemos buscar métodos de rehabilitación innovadores para aquellos en el sistema y al mismo tiempo encontrar eficiencias en nuestros centros de detención. Para que nuestras comunidades sean realmente seguras, no podemos centrarnos simplemente en arrestar y enjuiciar a criminales. Un gran número de personas en nuestro sistema de detención del condado eventualmente serán devueltas a nuestra comunidad luego de la evaluación de sus registros. Debemos proporcionar capacitación de rehabilitación moderna para cualquier persona que realmente quiera hacer un cambio positivo en su vida. Demostré mi dedicación a encontrar soluciones de rehabilitación cuando establecí la Fuerza de Tarea de Adicción a los Opioides para adoptar las mejores prácticas y estándares nacionales en asociación con la Policía de Miami-Dade y el Departamento de Bomberos para reducir la epidemia de opioides que enfrentan nuestros residentes, así como el equipo de respuesta rapida.

Trabajaré conjuntamente con la Legislatura estatal para asegurarme de que los fondos asignados a la seguridad escolar se destinen a proteger a nuestros estudiantes mediante el fortalecimiento preventivo en todas las escuelas. También me gustaría aumentar la comunicación entre todas las agencias del orden público para prevenir tiroteos en las escuelas. Trabajaré con la Junta Escolar de Miami-Dade y la policía local para proporcionar un recurso práctico para reportar actividades sospechosas. Me aseguraré de que se invite a la Junta Escolar a todas las discusiones sobre las prioridades legislativas, como la elección de escuelas y los diferenciales de costos del distrito. Los funcionarios estatales, del condado y de la Junta Escolar deben estar en la mesa conjuntamente para brindar la mejor y más segura educación a nuestros estudiantes.